FORMACIÓN, PLANIFICACIÓN Y MARKETING

Mi foto
SAN VICENTE DEL RASPEIG, ALICANTE, Spain
DIRECTOR DE PROYECTO, MARKETING Y COMERCIALIZACIÓN. La virtud está en el término medio (Aristóteles).

domingo, 11 de abril de 2010

CADA COSA EN SU SITIO

Últimamente las labores de toda índole no respetan la hora del blog, pero esa excusa es harina de otro costal al que dedicaré una publicación próximamente.

Hoy me gustaría acordarme de mis amigos de Sevilla y de lo bien que lo hemos pasado con ellos esta Semana Santa.

Aunque no disfrutamos de "La Madrugá" por llegar a su ciudad el Viernes Santo, fue suficiente para constatar que hay cosas que sólo se pueden vivir y sentir de una determinada manera en un lugar y momento concretos y con la mejor compañía.

Ese Viernes Santo vimos la procesión en la que pasos como "El Cachorro" y "La O" nos hicieron el honor de descansar delante nuestra y admirar la belleza de sus tallas, orfebrería y otros detalles. Pero por encima de la mano del artista que los creó, mi vida, Sara, y yo pudimos sentir lo que nuestros queridos amigos Juan y Rocío ya nos habían dicho de palabra, qué significa la Semana Santa de Sevilla.

"Im-presionante", cómo diría más de uno, ver el ambiente, el silencio, la organización, las miles de sillas de la plaza de la "Campana", tener que echarte a un lado para que pasen los costaleros en la calle Sierpes, la "bulla", todo eso y mucho más es la Semana Santa de Sevilla y sólo se puede vivir allí. Ni en otro sitio, ni en otro momento. Ni que decir tiene la maravillosa compañía y la posibilidad que nos han brindado de constatarlo.

Nosotros les hablamos maravillas de nuestras "Fogueres de Sant Joan d'Alacant", porque tienen ese encanto especial en esos días soleados en los que se transforma la ciudad y nace el verano.

Y así podríamos enumerar cientos de Fiestas, Espectáculos, etc. que sólo se pueden disfrutar estando dónde hay que estar cuando toca.

Por eso, coincidimos con nuestros queridos amigos, no merece la pena discutir y defender la teoría de que lo que uno siente propio es superior a las virtudes del resto. Puedes tomarte un arroz en Levante o en Cádiz y puede gustarte más uno que otro, pero no puedes negar la evidencia de que ciertas cosas cómo la Semana Santa en Sevilla desprende una sensación incomparable en otro lugar, no superior, simplemente, especial.

¿A caso alguien se plantea que el Camino de Santiago culmina en otro sitio que no sea Santiago de Compostela?, NO, ¿verdad?

Las Fallas en Valencia, las Hogueras de San Juan en Alicante, los San Fermines en Pamplona...
CADA COSA EN SU SITIO.