FORMACIÓN, PLANIFICACIÓN Y MARKETING

Mi foto
SAN VICENTE DEL RASPEIG, ALICANTE, Spain
DIRECTOR DE PROYECTO, MARKETING Y COMERCIALIZACIÓN. La virtud está en el término medio (Aristóteles).

miércoles, 24 de noviembre de 2010

DIVERSIFICACIÓN PROFESIONAL

Después de algún tiempo apagando fuegos laborales toca reciclarse.

Resulta que los proyectos que las empresas, y por tanto sus empleados, intentan realizar de la mejor forma posible y pretendiendo el mejor resultado para los mismos, no dependen del esfuerzo, dedicación o conocimientos aplicados. Resulta que, a veces, el factor suerte y los agentes externos tienen más influencia que el propio empeño en que las cosas vayan bien.

Así, el Proyecto en el que yo estaba implicado junto a mis compañeros de empresa y externos, se ha visto paralizado por culpa de la ambición y el hambre de poder de otros. Suena raro pero es así. Un proyecto que iba a crear puestos de trabajo, riqueza, volumen de negocio y todo eso que dicen que ahora nos falta en nuestra sociedad, está paralizado porque un organismo público lucha por ser el que se lleve todo el mérito del mismo a costa del propio ayuntamiento del lugar.

En medio queda mi empresa y los que nos dedicábamos en cuerpo y alma para que el proyecto fuese una realidad y creara prosperidad.

El caso es que "a rey muerto, rey puesto", y a uno no le queda más remedio que metamorfosearse y convertirse en un auténtico camaleón, capaz de dirigir, coordinar, ejecutar y digerir, todo a la vez.

Tras un par de meses sirviendo de comodín y realizando todas las funciones que se me han encomendado, me toca vivir un periplo por el departamento de Estudios, con el que estoy encantado de colaborar, durante una temporada. Eso sí, manteniendo la responsabilidad con los proyectos tengo encomendados. Mi currículum se amplía cada vez más. Producción, Jefe de Obra, Técnico de Calidad y Medio Ambiente, Técnico de Estudios, Técnico de Oficina Técnica, Director de Proyecto, Consultor... etc.

Y la verdad es que estoy encantado con mis andanzas, puesto que en tiempos tan difíciles como los que vivimos creo que el que no es capaz de adaptarse es el que peor lo pasa. Es vital ser flexible y capaz para no parar el motor. Realmente es pura metodología Management.

La mayoría de empresas que aun subsisten a día de hoy, son aquellas que hace algunos años decidieron invertir en eso de la diversificación. No ser rígidos, ser flexibles en oportunidades de negocio. Después nos ha tocado a los peones. Ahora los trabajadores tienen que adaptarse a los nuevos tiempos y realizar una DIVERSIFICACIÓN PROFESIONAL. Es momento de seguir estrictamente aquello de "RECICLARSE O MORIR".